La Morada

La Casa de la Mujer La Morada (Chile) fue creada por un grupo de mujeres en 1983, cuyo objetivo era promover la organización y dar visibilidad a las propuestas del feminismo. Julieta Kirkwood fue una de las fundadoras de esta iniciativa y trabajó activamente en ella durante el año 1984. La Morada logró instalar en el debate público la reflexión acerca de la constitución de una conciencia de género y de la ciudadanía de las mujeres. En 1991 la agrupación determinó ampliar "su identidad movimentista para transformarse en un centro de producción de pensamiento y de acción feminista" (Kirkwood, Julieta. Tejiendo rebeldías). Conforme a estos lineamientos, el organismo ha generado un amplio número de publicaciones en torno a los estudios de género y su alcance sobre ámbitos fundamentales como la educación, la sexualidad, los derechos humanos, la memoria social, la literatura y la historia. Los objetivos centrales de La Morada son "denunciar discriminaciones", "contribuir a modificar las prácticas políticas y culturales sexistas", "instalar y legitimar una posición feminista en la sociedad chilena" y "mejorar la calidad de vida de las mujeres".