33° Encuentro Nacional de Mujeres de Argentina, en un contexto de crisis, ajustes y fundamentalismos

Políticas de ajuste brutales y exacerbamiento de los fundamentalismos religiosos constituyen el marco en el que decenas de miles de mujeres argentinas se preparan para compartir en el 33° Encuentro Nacional de Mujeres.

El Encuentro Nacional de Mujeres, con más de tres décadas de vigencia, es un hito de los movimientos de mujeres y feministas de Argentina. Este año se realiza en un contexto de gran crecimiento del activismo, pero con una contraofensiva fuerte y organizada a la que se suma la crisis que golpea especialmente a las mujeres.

Se trata de un espacio de articulación, reflexión, luchas, reivindicaciones y manifestaciones, caracterizado por la heterogeneidad de militantes y activistas participantes. Mujeres de prácticamente todos los partidos políticos, de sectores sociales y económicos diversos, de pueblos originarios, de los barrios, de la academia, de todos los ámbitos se juntan una vez por año a debatir diversas temáticas. El primer Encuentro de Mujeres se realizó en 1986, con la participación de mil mujeres: en las últimas ediciones albergó a más de 60 mil.

El contexto no es fácil. El presidente de la Nación, Mauricio Macri, llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un millonario desembolso de dinero y, como contrapartida, está aplicando ajustes brutales a políticas sociales que impactan directamente en los cuerpos y vidas de las mujeres. La pobreza está creciendo, así como su femenización. Si históricamente las mujeres han sido quienes tienen peores trabajos y más precarizados, esta situación se agrava con la crisis.

Contraofensiva

Argentina trató este año por primera vez un proyecto de ley para legalizar el aborto, lo que movilizó a cientos de miles de mujeres durante los meses en los que se discutió la iniciativa en la Cámara de Diputados y el Senado. A pesar de esta enorme respuesta, se impuso el “no” al aborto legal y, con ello, creció también la organización y legitimación de los fundamentalismos.

De hecho, el Consejo de Pastores de Iglesias Evangélicas de la ciudad de Trelew, localidad donde se realizará el Encuentro, presentó una nota al intendente, Adrián Maderna, para que se suspenda.
Según trascendió en diversos medios, la nota lleva la firma de dos mil personas cristianas, evangélicas y católicas. “No queremos violencia, deseamos paz para nuestras familias”, dicen, y critican “acciones inmorales como desnudarse públicamente, entre otras agresiones de diferente índole”.

No se trata de acciones aisladas. El Congreso nacional está debatiendo cambios en la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas, que ya tiene 12 años -aunque su aplicación ha sido irregular, con permanentes resistencias, especialmente en los colegios cristianos-. En este contexto se lanzó una campaña en todo el país, con cartelería paga y publicidad en lugares públicos, denominada “Con mis hijos no te metas” y con el slogan “sí a la educación sexual, no a la ideología de género”.

En la página oficial de la campaña se leen frases como “los hijos son de los padres, no del Estado”; “no a la ideología de género” o la variante “no queremos que se enseñe ideología de género, en ningún ámbito del gobierno, incluso en las instituciones educativas”.

“En nuestros colegios católicos tenemos educación sexual que llamamos como corresponde: ‘Educación para el amor, la castidad, el matrimonio y la familia’. Nuevas disposiciones legislativas agravan las ya vigentes con el intento de naturalizar lo antinatural. El intento perverso comienza por el jardín de infantes. ¡Corrupción de menores!”, manifestó el arzobispo emérito de la ciudad de La Plata, monseñor Héctor Aguer.

Es la contraofensiva al crecimiento del movimiento en Argentina que instala, cada vez con más fuerzas, el tema de la separación de la Iglesia con el Estado, con campañas de apostasías para que las personas que han sido bautizadas puedan ejercer su derecho a no ser consideradas católicas.

Campaña de recaudación.  Las organizadoras lanzaron una campaña de recaudación de fondos para garantizar el Encuentro, que se llevará a cabo en una ciudad al sur de Argentina. Información sobre cómo donar y participar en encuentrodemujeres.com.ar